Nuestra Historia

NUESTRA COMPAÑÍA FUE FUNDADA el 27 de mayo de 1936.


Historia de nuestra fundación


Un voraz siniestro consumió los Tribunales de Justicia y Obispado de la ciudad, el 31 de marzo de 1936, en pleno sector Plaza de Armas, dejando millonarias pérdidas por la acción del fuego y el agua usada en extinguirlo. Como consecuencia el Cuerpo de Bomberos, de La Serena, vio la necesidad de incorporar más recurso humano a la institución y formar una nueva compañía de bomberos, para hacer frente a esta necesidad de más personal. Don Félix Álvarez Castillo, Director, de la Tercera Compañía, de Bomberos toma contactos con miembros de la colectividad Árabe de la ciudad agrupados en las colonias Siria –Libanesa y Hebrea, quienes entusiastas responden al llamado de la institución bomberil. Estos ciudadanos originarios y descendientes de países árabes, son destacados comerciantes de nuestra comunidad.

El Superintendente del Cuerpo de Bomberos, de La Serena, forma una comisión, integrada por Don Félix Álvarez Castillo, el Tesorero y Secretario General y los dos Comandantes, para conformar esta nueva compañía, las que se reúnen en reiteradas ocasiones para llevar a buen puerto esta iniciativa Después de varias reuniones de coordinación, el Directorio General, en sesión extraordinaria, aprueba la creación de la nueva compañía y es así como el 27 de mayo de 1936, se lleva a cabo la primera Sesión Solemne de la Quinta Compañía de Bomberos y en ella sus integrantes designan la oficialidad que regirá sus destinos:


  • Director: Sr. Mair Cazés Sady
  • Capitán: Sr. Hashem A. Jaluff Ch.
  • Teniente 1ro.: Sr. José Feres F.
  • Teniente 2do.: Sr. Moisés Jaches D.
  • Sargento 1ro.: Sr. Bernardo Swan
  • Sargento2do.: Sr. Domingo Huazan D.
  • Tesorero: Sr. Mauricio Bitrán
  • Abanderado: Sr. Abraham Dueñas
  • Secretario: Sr. Osciel Rodríguez

El Señor Osciel Rodríguez es el único chileno que integra la oficialidad y el destacado comerciante y filántropo, Mair Cazés Sady, asume la dirección de la naciente unidad bomberil, quien junto a sus compañeros se abocan a la tarea de adquirir implementos de trabajo y a instruirse en las nuevas labores asumidas. Estos hombres, decidieron entregar su cuota de sacrificio a la patria y ciudad que les brindo una segunda oportunidad de rehacer sus vidas y representar a la Colonia residente, ante la comunidad a través de la actividad bomberil, de manera eficiente y efectiva, en las tareas que le sean asignadas por la institución.

En sus inicios, la Quinta Compañía, se denominó “Bomba Francisco de Aguirre”, en homenaje al fundador de nuestra ciudad, y junto con la oficialidad quedaron, registrados, en el acta de fundación 21 bomberos en las filas de la nueva compañía. Que adoptó como su lema “Siempre Alerta”.

Su primer material mayor fue una Bomba a vapor, de procedencia inglesa, del año 1878, “Merryweather” London, impulsada por caballos y un “Gallo” con mangueras.

Al deceso de quien fuera en vida nuestro primer Director fundador, el 06 de septiembre de 1944, como homenaje póstumo, nuestra compañía adopta el nombre de “Bomba Mair Cázes Sady”.